Consejos para comprar y pagar en línea sin problemas

Tarjeta de crédito siendo usada en un laptop para comprar servicios en línea.

Las ventajas

Una de las grandes ventajas de vivir con internet es poder realizar todo tipo de transacciones en la comodidad de nuestra casa, o mediante nuestro teléfono como lo es el caso de comprar y pagar en línea. La tendencia de compra vía internet va creciendo y hoy cada vez más chilenos optan por comprar y pagar en línea cuentas y servicios de esta forma. Según estimaciones de la Cámara Chilena de Comercio (CCS), las ventas vía comercio electrónico en Chile alcanzan cerca de US$2 mil millones, cifra que se podría duplicar en los próximos 5 años si mantienen su actual ritmo de crecimiento.

La explicación es simple, esto se debe a una multiplicidad de factores, entre ellos, una mayor y mejor oferta, medios de pago más accesibles, más usuarios conectados e interesados y, por supuesto, la certeza de poder lograr en forma online un intercambio de dinero sencillo, cómodo y seguro. El resultado es una herramienta que permite a los usuarios comprar por Internet en forma fácil y segura, y con el respaldo y garantía que brindan varios portales en Chile como Mercado libre.

Garantías

Además de las garantías que ofrecen hoy los comercios e intermediarios para hacer del comercio electrónico una práctica sin fisuras, los usuarios también tienen un rol clave en el sistema.

Estos seis consejos para realizar pagos por Internet en forma segura te servirán, sobre todo en este mes:

  • Activar el sentido común: Tal como uno no deja su tarjeta descuidada ni da detalles bancarios a un extraño, nunca deben introducirse datos personales ni financieros en circunstancias que no sean el cierre de una compra. Es conocido que son falsos y engañosos los correos electrónicos requiriendo datos personales, números de tarjetas, cuentas o teléfonos, ya sea por ese medio o a través de links. Aunque mucho de estos correos suelen ser marcadamente falsos, como aquellos en los que extranjeros nos quieren enviar millones de dólares, muchos nos pueden llegar a confundir en un momento de distracción. Ante esto, activar el sentido común es la mejor herramienta para prevenir engaños: éste nos indica que no debemos revelar nuestros datos financieros a nadie, no importa si es en una tienda física o una en línea.

  • Privilegiar el uso de plataformas de pago: Miles de sitios locales ya aceptan plataformas simples, seguras y cómodas como MercadoPago. Estas plataformas permite hacer pagos con un nombre de usuario y contraseña, sin necesidad de introducir la tarjeta de crédito cada vez que se realiza una compra. Son más seguras, ya que la información viaja por la red en forma encriptada y no se revelan los datos financieros al comercio. Además, ante cualquier duda, estas plataformas tienen un Centro de Atención al cliente y, tanto el comercio como el usuario, cuentan con un seguro de protección en caso de inconvenientes.

Otras consideraciones

  • Las señales de alarma de los sitios: Es necesario analizar los sitios antes de hacer la compra. Los exploradores de internet dan señales claras acerca de la confiabilidad de un portal de compras. Nunca debe realizarse un pago online si la dirección del sitio no comienza con “https” o, en su margen, aparezca el ícono del candado cerrado, que indica que los datos que se trasladen desde el usuario al procesador de pagos lo harán en forma cifrada. Por otra parte, tampoco hay que insistir en ingresar a sitios en los que explorador nos muestre una advertencia. Además, invertir en mantener un antivirus actualizado es una buena medida y utilizar redes de Wi-Fi públicas, una obligación.

  • Prestar atención al producto: Una de las ventajas de Internet es que permite comparar en un par de clics cientos de artículos y sus precios. Sin embargo, hay que volver a apelar al sentido común al analizar productos magníficos a precios irrisorios. Es mejor desconfiar de ofertas muy abultadas o, al menos, revisar los antecedentes del vendedor dos veces ante estos casos.

Revisiones

  • La calificación del vendedor: ¿acepta sólo efectivo, no exhibe el producto y obliga a retirarlo en un lugar alejado? En ese caso, mejor seguir buscando. Como en el mundo offline, los buenos vendedores buscan que sus clientes estén cómodos y seguros, ofrecen muchos medios de pago y dan garantías por anticipado. Hoy, las plataformas de pago electrónico han democratizado el acceso de los vendedores a poder ofrecer tarjetas de crédito y tener otras formas de cobro, por lo que las excusas para no hacerlo se desvanecen. Una búsqueda del vendedor en Internet o las clasificaciones de otros compradores permitirá saber si nuestro oferente es confiable.

  • Revisar la compra: Controlar el resumen de la tarjeta o de la cuenta bancaria una vez realizado el pago nunca está de más. También es una buena medida de prevención conservar el correo electrónico o el número de confirmación de compra, porque tal vez resulte útil, incluso ante un error involuntario de cualquiera de las partes. Seguramente no sea necesario y, en ese caso, serás parte de los millones de historias de éxito que dinamizan el comercio electrónico todos los días.
Compartir:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *